Pedro Sánchez acuso a Rajoy, de chantaje y falta de credibilidad


El socialista Pedro Sánchez lanzó hoy un duro discurso contra Mariano Rajoy en su intervención en el debate de  investidura del líder conservador, al que acusó de chantaje y falta de credibilidad tras cuatro años de "recortes" y "corrupción".       

"Su uso y abuso de la instituciones, sus mentiras, su no asunción de responsabilidades políticas ante los graves casos de corrupción  avalan la absoluta desconfianza hacia usted y por eso votaremos en contra de su candidatura", dijo el líder del Partido Socialista.       

Sánchez destacó que, por primera vez en la democracia española, el candidato más votado es "incapaz de sumar los apoyos necesarios" para ser investido jefe del Gobierno. "Y esa responsabilidad es suya y de nadie más", dijo a Rajoy en el Congreso de los Diputados.       

El líder del Partido Popular (PP) se somete hoy a la primera  votación en la Cámara baja española para tratar de revalidar su cargo  al frente del Ejecutivo español, que desde diciembre asume en  funciones.       

Gracias a un acuerdo con el partido liberal Ciudadanos, tiene el  apoyo de 170 diputados de los 350 que tiene el Congreso. Pero son  insuficientes para alcanzar la mayoría absoluta. Pese a sus esfuerzos  por intentar convencer al PSOE de que le apoye o, al menos, se  abstenga en la votación, todo apunta a que ésta será hoy infructuosa.       

"Seré claro y directo: el grupo socialista votará en contra con  total convencimiento, por el compromiso adquirido con  nuestros  votantes y por el bien de nuestro país. España necesita un Gobierno,  no un mal Gobierno", insistió Sánchez.       
El socialista, quien en marzo fracasó en un primer intento de  investidura después de que Rajoy rechazara someterse a la votación en  el Congreso, atacó hoy al conservador con uno de los temas que más  daño han hecho en los últimos años a su partido: la corrupción.       

Pero, además, acusó al líder del PP de "irresponsabilidad" y de  "chantaje" por la fecha elegida para el debate de investidura, que  puede llevar a los españoles a las urnas el 25 de diciembre, día de  Navidad, si no se consigue formar Gobierno en las próximas semanas.       

"Usted cae en el maniqueísmo de 'usted o el caos'.  Afortunadamente, hay vida después de Rajoy", dijo el socialista. "Si  la pasada fue la legislatura del absolutismo, ésta, en el caso de  cediéramos a sus presiones, sería la legislatura del chantaje", añadió.       

En su réplica, Rajoy pidió a Sánchez que no bloquee un posible Gobierno y le advirtió de que, si lo hace, "pasará a la historia" por provocar unas terceras elecciones en España en un año.       

El líder conservador le reprochó, además, el tono de su intervención. "Si sus juicios sobre mi persona son los que acabamos  de escuchar, queda usted en mal lugar. Si yo soy tan malo, ¿cuánto de  malo es usted? ¿pésimo?", se preguntó tras recordar el resultado de  las elecciones del 26 de junio, de las que el PP salió reforzado.       

Rajoy se enfrenta desde el martes a su primer debate de  investidura en el Congreso después de ganar las elecciones celebradas  en diciembre y junio y tras ocho meses sin Gobierno en España.       

En su primer discurso ante la Cámara, sin alusiones directas al  PSOE, pidió a los partidos que le dejen gobernar porque España  "necesita un Gobierno con urgencia", porque el PP fue el partido más  votado en las urnas y porque "no existe alternativa viable", según  expresó.       

Los socialistas tienen la llave de ese posible Ejecutivo. Bastaría  con que el viernes se abstuvieran en una segunda votación, para la  que es suficiente una mayoría simple para investir a Rajoy. Sánchez  ha reiterado en los últimos días que eso no ocurrirá.

back to top