Turquía criticó a EEUU por albergar al predicador sospechado de estar detrás del intento de golpe de Estado


El gobierno turco criticó hoy a Estados Unidos por albergar al predicador islamista Fethullah Gülen, considerado el cerebro detrás del intento de golpe de Estado de anoche en Turquía, a lo que Washington respondió con un pedido de pruebas para poder iniciar las acciones pertinentes.

"No conozco ningún país que estuviera detrás de este hombre, este líder de una banda terrorista. Un país que está detrás de este hombre no puede ser un amigo de Turquía. Es más, eso sería un acto hostil frente a Turquía", aseveró el primer ministro turco, Binali Yildirim, en una conferencia de prensa brindada hoy.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien se encuentra de visita oficial en Luxemburgo y ya había expresado su rechazo al golpe de Estado, instó a Ankara a presentar pruebas de sus sospechas sobre la relación de Gülen con los servicios estadounidenses, según medios locales.
"No hemos recibido ninguna petición del gobierno turco", indicó Kerry, en respuesta a las declaraciones del premier turco, quien señaló esta mañana que Ankara ha pedido hace tiempo la extradición de Gülen, informó la agencia EFE.

El jefe de la diplomacia estadounidense, que se dirigió a la prensa tras reunirse con el ministro luxemburgués de Relaciones Exteriores, Jean Asselborn, dejó claro en todo caso que "invitaremos, como siempre hacemos, al gobierno turco a proporcionarnos cualquier tipo de información legítima que reciba".

Gülen, de 75 años, vive desde 1999 en el estado norteamericano de Pennsylavnia, y es acusado por el gobierno islamista del presidente Recep Tayyip Erdogan de "terrorista" y de querer desestabilizar al Estado turco.

El predicador, que tiene muchos seguidores en Turquía, fue hasta el año 2013 un aliado del gobernante partido de Desarrollo y Justicia (AKP) y de Erdogan.

Desde su exilio, Gülen construyó un movimiento político religioso, social y económico que en los últimos años movilizó un gran número de seguidores en Turquía y en más de 130 países.

Gülen fue socio de Erdogan hasta que en 2013 se rompió esa alianza luego de que los medios del movimiento encabezado por el predicador filtraran una serie de documentos sobre investigaciones de corrupción en el gobierno del por entonces primer ministro Erdogan, recordó la agencia de prensa armenia.

Desde entonces Erdogan señaló a Gülen como organizador de una campaña y lo acusó de terrorista.

En los últimos días, hubo un recrudecimiento en la persecución estatal a los seguidores y a las estructuras del Moivimiento Gülen en Turquía y en el resto del mundo.

El propio predicador rechazó hoy cualquier implicación en el intento de golpe de Estado, que ha costado la vida a más de 160 personas, ha causado casi 1.500 heridos, mientras que miles de militares fueron detenidos.

Tras el fracaso del levantamiento militar, más de 2.700 jueces fueron destituidos, todos ellos sospechosos de simpatizar con el movimiento conservador de Gülen.

back to top